Capital heredera del Imprerio más extendido que jamás haya conocido el hombre, Londres sigue fascinando por su monarquía, sus instituciones y monumentos. No por nada es uno de los destinos más visitados del mundo, con 19 millones de turistas extranjeros anualmente.