IBA FASCINADO caminando por Antigua, Guatemala, cuando me encontré con esta maravilla de bugambilias, acompañadas de Tecoma capensis (de flor naranja), a unas 3 cuadras de la plaza principal. Ambas habían crecido tanto que alcanzaban una altura que jamás había visto antes. Eso demuestra lo bien que se dan en el continente americano, y en particular en Guatemala donde florecen prácticamente todo el año.

Este monumental entreverado me sorprendió porque pareciera dar vida a Godzilla, el famoso monstruo japonés que no se ha cansado de atacar una y otra vez a Tokio en incontables películas y que, por lo visto, también anda por la bellísima Antigua.