Tienen una forma inconfundible y se pueden apreciar en varios puntos de las costas mediterráneas y ciudades cercanas como Roma. ¿Las has visto en tus viajes?