Si la familia viaja a Toronto en esta temporada, te sugerimos visitar el Ripley’s Aquarium, donde los niños pueden nadar y esnorquelear junto a mantarrayas. Acompañados de un buzo, los pequeños aprendices alimentan a estas especies marinas y sienten su delicada piel mientras hacen nuevos amigos bajo el mar. Ya sea que contrates toda la experiencia o solo el boleto para entrar al acuario, los niños aprenderán sobre todas las especies de agua dulce y salada.

En las fotografías puedes apreciar el fantástico mundo marino que ofrece este acuario, ubicado en el centro de la ciudad.

¡No olviden tomarse una foto con las medusas!

Fotografías: Cortesía del Ripley’s Aquarium