Cuando se viaja en familia a Cancún y la Riviera Maya uno se pregunta cuáles opciones hay para todos los miembros de la familia. Uno de ellos es el Fairmont Mayakoba y he aquí por qué.

Este hotel, reconocido con el premio 5 Diamantes de la AAA está conformado por cinco diferentes ecosistemas: manglares, bosque tropical, el Arrecife Mesoamericano, canales de agua y playa. Cada uno de estos se puede explorar de diferentes maneras, ya sea en una bicicleta BMW, en una lancha eléctrica para recorrer los canales de agua que abundan en el resort, en un kayak, con un tour guiado en catamarán, o con una sesión de snorkel.

En el Discovery Club, los niños de 4 a 12 años pueden jugar con personajes como Iggi la iguana, Chamu el mono y Balam, el jaguar. Diariamente, los pequeños participan en aventuras y programas según la temática del día, por ejemplo: el día maya, el día de héroes y princesas o clases de cocina con los chefs del hotel.

Uno de los tours favoritos de los huéspedes es la aventura en lancha, donde acompañados por un Tatich-Ha (palabra que en maya significa “guía”) se puede admirar y aprender sobre los animales y plantas que habitan en el complejo como tortugas, coatis y hasta monos araña. ¡Son más de 350 especies diferentes!

Otra alternativa para los pequeños es un campamento nocturno, en el que aprenderán a construir su propia tienda de campaña, diseñar una lámpara y asar malvaviscos.

En el caso de los bebés, el hotel ofrece el Babies Room, un salón donde los menores de 4 años se entretienen acompañados por sus papás con juguetes y materiales de estimulación temprana. El resort también cuenta con servicio de niñera para aquellos papás que buscan pasar un tiempo en pareja.

Mientras los niños desarrollan sus habilidades, los papás pueden relajarse con uno de los tratamientos de inspiración maya en el lujoso spa Willow Stream o descansar en la alberca de borde infinito exclusiva para adultos. Y cuando llega el momento de compartir en familia, todos pueden recorrer el área de El Pueblito, que asemeja a un pueblo colonial mexicano, participar en el programa de liberación de tortugas o nadar en las cinco albercas
del hotel. Una de ellas, tiene un tobogán donde los niños podrán deslizarse una y otra vez.

Si eres amante de la buena comida y en especial de los platillos que fusionan diferentes tipos de cocina, te encantarán los restaurantes El Puerto, La Laguna y Brisas, así como el Lobby Lounge. Los menús creados por el reconocido chef internacional Richard Sandoval enamorarán a tu paladar con sus atrevidos conceptos modernos de la cocina mexicana, latina y caribeña. No te puedes ir sin probar el “Bacalao Negro Glaseado en Chipotle y
Miso” de El Puerto, las “Carnitas de Cerdo Asadas” de La Laguna y el “Ceviche Mayakoba” de Brisas, sin duda se volverá uno de tus favoritos. Si te gusta probar cosas nuevas, las experiencias gastronómicas como las catas de mezcal, maridaje y degustación de insectos son para ti.

Fairmont Mayakoba tiene actividades para que todos se diviertan, hasta las mascotas, ya que es un hotel pet friendly. Si viajas con tu amigo perruno o gatuno también recibirá un trato especial como una cama y un plato de comida exclusivo para su estancia. Asimismo, puedes apoyar a perros en situación de calle o maltrato, donando un alimento para macotas o artículos veterinarios a la asociación Playa Animal Rescue, a través del programa “Empacar por una Causa”.

Fotografías: Cortesía Fiarmont Mayakoba