Durante el Adviento, ciudades alemanas como Berlín, Nuremberg y Dresden instalan sus tradicionales mercadillos junto a lugares históricos, para disfrutar de dulces típicos de ciruela y pasas, pan de especies, y Glüwhein (vino caliente) en un ambiente de armonía y convivencia. También en Austria, el casco antiguo de Innsbruck se envuelve en el aroma de velas, galletas y pasteles, con vista a las montañas alpinas, y en Viena, un enorme pino con cientos de lucecitas se emplaza frente al palacio de Schönbrunn, a lado de puestos de artesanías, decoraciones, regalos, y buena comida y bebida.

Alemania y Austria
A partir de finales de noviembre

Striezelmarkt Dresden