En esta temporada, los españoles celebran centenarias costumbres. ¡Conoce algunas de ellas!

DON JUAN TENORIO A ESCENALA OBRA CLÁSICA de José Zorrilla se representa en España desde 1844 alrededor del Día de Todos los Santos. Varias ciudades del país recuerdan al famoso personaje que por el amor de doña Inés se salva de ir al infierno. La presentación más significativa es la de Alcalá de Henares donde se reúnen hasta 30 mil espectadores cada año para presenciar la obra al aire libre y sin costo.

PROCESIONES Y RECUERDOS
EN ZAMORA, la Cofradía de las Ánimas es una tradición de dos siglos que se realiza cada 1 de noviembre por las calles de esta ciudad cercana a la frontera con Portugal. En Begijar, al sur de España, se tapan las cerraduras de las casas, mientras que en Canarias se reúnen en familia para recordar anécdotas del pasado.

PARA ENDULZAR EL ALMA  LA LISTA ES EXTENSA en cuanto a gastronomía para estas fechas, incluyendo huesos de santo (un envuelto de yema en mazapán de almendra) los panellets de coco, chocolate o café y buñuelos de viento (parecidos al profiterol a base de harina de trigo, manteca y huevo, fritos en aceite). También están las rosquillas de anís, entre muchas otras especialidades regionales.

CASTAÑAS PARA TODOSSE DISFRUTAN asadas en las fiestas de Magosto, al norte de España, especialmente en Galicia. Entre el 1 y el 11 de noviembre es momento de prender fuego para asar los frutos del castaño, acompañados de vino y chorizo. Para los gallegos, las castañas son el alma de los difuntos y se cree que con cada fruto en la fiesta un alma se libra del Purgatorio y se une a la celebración.

PRECURSOR DEL HALLOWEENPOR LA INFLUENCIA CELTA, los gallegos han celebrado desde tiempos remotos el fin de la cosecha y la llegada del tiempo “oscuro” del año, muy similar al Halloweeen. Por ello se visten de seres mágicos y esculpen calabazas que iluminan en los huertos. Así es la celebración del Samaín, como se le conoce a la Noche de Difuntos en la región.