CruzDeLasCuatroFloresFachadas de iglesias que mantienen tallados símbolos como el sol y la luna; vírgenes con vestidos florales, y murales religiosos en los que aparecen plumas de aves y diversos animales, son algunos elementos del llamado arte tequitqui en México. Y es que aunque las coloridas tradiciones indígenas y sus creencias en dioses y fuerzas naturales fueron desapareciendo tras la conquista española, cuando se implantó el catolicismo, hoy día podemos ver el espíritu de los pueblos prehispánicos en pequeños detalles de obras coloniales.

Objetos sagrados como la Cruz de las Cuatro Flores o la Virgen Azteca de la Inmaculada Concepción, que datan del siglo XVI, son grandes ejemplos de este tipo de arte propuesto por el historiador español de arte José Moreno Villa en su texto “Lo mexicano en las artes” de 1949. Así podemos apreciar el arte tequitqui Virgen de la Inmaculada Concepcion en la Ciudad de Chignahuapan Pueblacomo un hibrido de religiones.

¿Dónde buscar el arte tequitqui?

En la Ciudad de México y alrededores, y en estados como Puebla, Tlaxcala, Guerrero, Oaxaca, Veracruz y Yucatán es fácil encontrar el arte tequitqui, especialmente al visitar templos y ex conventos católicos.

Por ejemplo, al interior del Ex Convento Divino Salvador en Malinalco, muy cerca de Cuernavaca, se encuentra un impresionante mural en tonos blanco y negro que muchos describen como la fusión precisa de la elegancia europea y el arte indígena, entre tallos, flores y algunas aves.

FachadaAl caminar por Cholula, Puebla, uno topa con templos a cada esquina, muchos de los cuales mantienen en sus fachadas un trabajo tallado de arte tequitqui o pintado en color blanco, como en el Convento Franciscano de San Gabriel Arcángel en la plaza principal, y en el Santuario de Nuestra Señora de los Remedios en lo alto de la pirámide.

Más al sur, a menos de una hora de Oaxaca capital, se encuentra el Ex Convento de San Juan Bautista Coixtlahuaca que en lo alto de su fachada tiene labrada en piedra una hermosa flor. Igualmente en la localidad de San Pedro y San Pablo Teposcolula, cuyas torres en la portada de su Ex Convento se dividen en nichos con esculturas de arte tequitqui.

También en Yucatán, se puede descubrir la fascinante fachada del ahora Museo Casa Montejo, en el centro de la ciudad.

7106528