¡Como inicia, así termina! Para darle una buena bienvenida al nuevo año habrá que bailar tango, contar uvas, tomar un crucero y viajar a un lugar exótico o a una ciudad que nunca duerme.

MADRID

IMG_1640LA MADRILEÑA Puerta del Sol es la emblemática plaza de la capital, donde miles de españoles reciben el Año Nuevo. El gran ambiente se complementa con el sabor de las uvas de la suerte por cada campanada del reloj de la Casa de Correos, tradición que parece ser inició a principios del siglo pasado, cuando los viticultores repartieron uvas que sobraron de una cosecha abundante.

En esta gran fiesta muchos añaden alguna prenda en rojo, para asegurar el amor en el año venidero.Todas las televisoras trasmiten la celebración para que el resto del país se una a ella, incluyendo a quienes prefieren viajar a la isla de Tenerife en busca de sol y playa. Donde quiera, toda España se inunda de música, villancicos y un dulce olor a turrón.

LAS VEGAS

PORTADA (1)ESCUCHAR LA DULCE VOZ de CelineDione en el Caesars Palace o  asistir al elegante show Le Rêve – TheDream (con champán y chocolate) en el hotel Wynn de Las Vegas, no quiere decir que la noche haya terminado… mucho menos si se trata del 31 de diciembre,  fecha en la que acuden no menos de 300 mil personas con el sólo fin de iniciar el nuevo año, dentro de una fiesta que parece no tener fin.

Los espectaculares shows son sólo el inicio de una noche de fin de año, que promete ser aún más impactante que el año anterior (Las Vegas siempre se supera).  El ambiente festivo inunda el Strip, no bastan las luces multicolores, fuentes danzarinas y hasta montañas rusas en las alturas que se ven en un día normal, la ciudad del pecado se luce con los fuegos artificiales que salen  desde las azoteas de los altos edificios justo a las 12 de la noche.

La fiesta por la llegada de un nuevo año aún no termina; las calles siguen abarrotadas de gente que busca llegar a Fremont Street Experience, para escuchar los conciertos de algunas  bandas, lo importante es celebrar y en Las Vegas, sobran los motivos.

HONG KONG

Hong Kong Chinese New Year Fireworks at Victoria Harbour

EL PUERTO DE VICTORIA se enciende en fuegos artificiales, y los rascacielos de su Centro Internacional Financiero danzan al ritmo de las canciones en la Sinfonía de las Luces. Y es que Hong Kong es todo un espectáculo en año nuevo: basta pasear en bote por sus canales de mar y contemplar su modernidad arquitectónica o sus templos sagrados, para sentirse pequeño a la sombra de una de las ciudades más imponentes del mundo. Ya estando en Asia, uno puede continuar el viaje al exótico Vietnam que cada vez es más visitado por sus paisajes naturales, sus sabores de influencia china y tailandesa, su gente afable y sus calles repletas de motocicletas en las que abrirse paso con astucia. Por qué no empezar en Hanói, su capital, y la bahía de Ha Long que es una de las siete maravillas naturales del mundo, para continuar a la antigua ciudadela de Hue y todos los secretos que esconde el territorio central, hasta la excitante Ho Chi Minh, al sur.

CARIBE EN CRUCERO

cruise boat at night with fireworksEN LA INMENSIDAD DEL ATLÁNTICO, los cruceros se aventuran en las islas caribeñas para aprovechar el sol como si fuera verano, el ambiente playero de las ciudades, el snorkel y el buceo, sin olvidar cenas, espectáculos y grandes fiestas de la época a bordo. Saliendo de Fort Lauderdale, uno puede viajar por siete noches a destinos como Isla Media Luna, Cuba; las Islas Caimán; Mahahual, México, y Key West, Florida, como parte del recorrido con servicio y comida considerado cinco estrellas del Nieuw Amsterdam, de la línea Holland American.

Ahora que para estrenar crucero en pleno año nuevo está el Norwegian Escape de Norwegian, que navega por siete noches de Miami hacia Nassau, Bahamas; y Tórtola y Saint Thomas, Islas Vírgenes, mientras ofrece restaurantes y bares en terrazas abiertas, shows tipo Broadway, y albercas con toboganes. Otra opción para diez noches es el enorme Royal Princess de Princess, que sale de Fort Lauderdale y desembarca en islas de Antigua y Barbuda, Barbados, Antillas y Bahamas. En esta embarcación uno duerme en habitaciones minimalistas, ve películas al exterior, baila bajo las estrellas, y anda sobre el mar en caminos de cristal. Sea cual sea el elegido, habrá que gritar ¡feliz año nuevo! en altamar.

HAWÁI

Hawaiian Sunset on Big Island Anaehoomalu Bay

HAWÁI Y OTRAS ISLAS del Pacífico. Son las últimas en el mundo en celebrar las fiestas debido a su zona horaria. Muchos toman un crucero por las cercanías de Honolulu y Waikiki para ver los fuegos artificiales, pero otros prefieren caminar por los diferentes barrios de la ciudad, mezclarse con la gente local y ver los espectáculos callejeros.

La llegada de un nuevo año  no puede estar completa sin hacer algo para que la suerte esté de nuestro lado, y en Hawái se pide por medio de su gastronomía, resultado de la mezcla de diferentes culturas. Para estas fechas se suelen comer los dumplings chinos, (bolas de masa cocidas en agua hirviendo), tartas de arroz japonesas y legumbres portuguesas; pero aunque no sea lo más tradicional en estas fechas, el LauLau, sí es de los platillos más típicos de Hawái.

No es fácil irse del paraíso después de haber compartido con una familia un luau (celebración), y con ello conocer más de esta cultura tan rica en tradiciones y cultura. De seguro querrás volver.

BUENOS AIRES

The famous neighborhood of Puerto Madero in Buenos Aires, Argentina at night.

VINOS DE PRODUCCIÓN NACIONAL (de los mejores del mundo), acompañandos de cortes de res y tapas, espectáculos de tango y cálidas temperaturas, hacen de la capital argentina una fiesta de verano en pleno diciembre. Sobre todo si uno celebra el fin de año en las terrazas de Puerto Madero que miran al río de la Plata, con un emotivo brindis de media noche bajo fuegos artificiales. Como los ciudadanos salen a vacacionar esta temporada, Buenos Aires se despeja para poder explorar con calma las arboladas avenidas y bellas plazas del barrio de Palermo, la influencia europea de Monserrat, las coloridas calles de La Boca y el lujo de construcciones, bares y hoteles de La Recoleta; así, uno se compenetra con la historia y el arte, la tradicional mercancía de cuero, la inspiración de grandes obras literarias, la pasión del fútbol, y un ¡che! que no deja de escucharse.

VALPARAÍSO

fireworksCON JUSTA RAZÓN a Pablo Neruda le gustaba recibir el año en  Valparaíso,  la vista que ofrecen los fuegos artificiales por diferentes puntos del puerto es realmente única. Basta decir que es uno de los espectáculos pirotécnicos más importantes de Latinoamérica para imaginarnos las luces multicolores en la bahía, adornando esta poética ciudad. Puedes elegir verlos en un yate o desde lo alto de los cerros, junto a la algarabía de la gente que baila y brinda con Pisco Sour o Whisky Sour, bebidas que no pueden faltar en todo festejo chileno.