Dejaron de estar en el cielo, pero puedes conocerlos en tierra. Estos son los lugares donde puedes visitar al único avión supersónico de la historia, puesto al servicio de transporte de pasajeros.

Uno de los aviones más impresionantes que jamás haya construido el hombre es el Concorde. Pero su alto costo de operación hizo que sus trayectos fueran poco rentables para Air France y British Airways que utilizaron el avión hasta 1999.

Poco a poco, la flota de ambas compañías fueron encontrando espacio en museos donde se puede admirar esta maravilla de la aeronáutica civil. Aquí te damos la lista completa de su paradero para que lo visites. Ten en cuenta que en algunos solo puedes observarlos por fuera y en otros es posible recorrer el interior del fuselaje y hasta asomarse por la cabina del piloto.

LOS DE AIR FRANCE 

Auto & Technik Museum Sinsheim, Alemania
A solo una hora de Frankfurt, Alemania, este museo es un santuario de la tecnología, donde lo mismo admiras legendarios autos Formula 1 que locomotoras de vapor y motocicletas. Lo interesante es que no solamente tienen al Concorde, que alguna vez voló para Air France, sino que además está el Tupolev TU-144, el avión supersónico ruso, sospechosamente similar al Concorde, y cuyo proyecto fue fallido. Ambos se pueden apreciar pero no es posible recorrerlos por dentro. Eso sí: en ningún otro lugar podrás ver a los dos rivales juntos.

Fotografía: Sinsheim Technik Museum

Aeropuerto de Roissy-Chares de Gaulle, París, Francia
Quizás sea el más famoso de todos ya que se encuentra justo en un punto muy visible del aeropuerto parisino, entre la terminal F y la autopista. Se trata de uno de los modelos entregados en 1978 y cuya operación se mantuvo hasta el 2000, año en el que sucedió el lamentable accidente de otro Concorde en ese mismo aeropuerto. Simulando tomar vuelo, el avión puede verse desde muchos ángulos, sea desde la terminal, los aviones que pasan por ahí o los conductores de la carretera. Para todos es una invitación a admirar la proeza del ser humano e inspirar nuevas creaciones.

LOS DE BRITISH AIRWAYS

National Museum of Flight, Escocia, Reino Unido
A 40 minutos al este de Edimburgo, capital de Escocia, el National Museum of Flight se encuentra en lo que fue un aeródromo de la Real Fuerza Aérea, que jugó un rol importante en las maniobras durante la Segunda Guerra Mundial. A pocos kilómetros del poblado de East Fortune, el NMF ofrece a los visitantes la oportunidad de conocer aviones civiles y militares de todos tamaños, incluyendo al Concorde. Se trata de una nave puesta en servicio en 1976 para British Airways y los visitantes pueden conocer sus interiores durante su visita.

Fotografía: National Museum of Flight / National Museums Scotland

Intrepid Sea-Air-Space Museum, Nueva York
Este es un fabuloso museo en el muelle 86 de la Gran Manzana, donde el Concorde de British Airways rivaliza en atractivo con el Space Shuttle Enterprise, submarinos, grandes barcos y aviones militares. Lo genial del Concorde que guarda el Intrepid y que se encuentra al aire libre es que éste logró romper el récord en cruzar el Atlántico haciendo el recorrido en tan solo 2 horas 52 minutos, en 1996.
Hay mucho que hacer en este museo, incluyendo simuladores de vuelo, experimentación de la gravedad cero y recorrido al interior del submarino Growler, único en su tipo abierto al público.

Fotografía: Intrepid Sea-Air-Space Museum

Barbados Concorde Experience, Christ Church
Este Concorde pasó a mejor vida en el Caribe, donde se exhibe desde el año pasado en la paradisíaca isla de Barbados. Es una nave terminada en 1977 y voló para British Airways hasta el retiro de estos aviones. Se encuentra en el hangar del aeropuerto Grantley Adams y la visita permite un recorrido al interior de la nave. Hay explicaciones multimedia y hasta una recreación de lo que era la sala de espera de los pasajeros del Concorde en Londres.

Fotografía: Barbados Concorde Experience

Brooklands Museum, Surrey, Inglaterra
No muy lejos al sur de Londres se encuentra este museo dedicado a exhibir lo mejor de la ingeniería británica en motores y transporte, como los autos gigantes  de carrera Napier-Railton y modelos de avión Vickers. Aquí se encuentra el avión que fue prototipo para el Concorde, que sirvió de modelo de pruebas y bajo el cual se terminó el diseño de los siguientes 18 aviones que entrarían en servicio. En este museo puedes entrar al avión pero únicamente en un horario limitado. Además, es posible rentar el avión para eventos privados como bodas, en las que tú y tu pareja dan el sí sentados en la cabina del piloto y pueden atestiguar 32 afortunados invitados.

Fotografía: Brooklands Museum

Aeropuerto de Manchester, Manchester, Inglaterra
Al igual que en Charles de Gaulle, París, en este aeropuerto se exhibe desde 2003 el avión pero en lugar de ser una estatua, aquí es objeto de visita. Se encuentra en un espacio de conferencias y se pueden agendar tours (desde 13.50 libras esterlinas) para entrar al avión y conocer sobre los famosos pasajeros que llegaron a volar en él. Incluso, el aeropuerto ofrece la posibilidad de organizar cenas y exhibiciones justo en el hangar donde se ubica. Este avión fue oficialmente el primero en entregarse a British Airways en 1975.

Fotografía: Manchester Airport

¡Concorde a la vista!