ES MUY SANO determinar en dólares cuánto gastarías por día según el destino (alimentos, bebidas, entradas, etc.) y procura mantenerte dentro de lo presupuestado. Un truco es salir sólo con el efectivo de cada día, respaldado con otros medios de pago para emergencias.

Actualmente puedes pagar casi todo con tus tarjetas de crédito o débito, con la ventaja de que el tipo de cambio suele ser bueno. Procura llevar contigo al menos dos: una principal y otra de respaldo.

También recuerda que existen gastos como el taxi que solo pueden cubrirse en efectivo. Por eso lleva contigo dólares o moneda local; ya sea que lo obtengas antes de viajar o a través de cajeros automáticos en el país que visitas (verifica con tu banco cuáles son los cajeros donde puedes retirar en el extranjero sin comisión o el menor cargo). Evita las casas de cambio del país que visitas pues suelen tener la tasa más alta. Obtén billetes de baja denominación para el pago de propinas e infórmate de cuánto se acostumbra dejar en el país que visitas.

También mantente informado sobre el tipo de cambio vigente para saber con certeza el precio de bienes y servicios.
Por último no está de más recordarte vigilar bien todos tus valores.

tagged in PRESUPUESTO