DE ESTILO MEDITERRÁNEO y con influencias de Oriente, los platillos griegos combinan carnes (principalmente cordero y ternera) con queso fresco como el feta, gran variedad de verduras y por supuesto aceitunas kalamata. Lo mejor de todo es que sentarse a la mesa es todo un ritual para disfrutar en un ambiente relajado y qué mejor que hacerlo disfrutando del cielo y el mar de azul intenso.