Los invitamos a ponerse la corona y a soñar vestidos de gala bajo los magníficos candelabros de cristal en cada uno de los salones de baile en nuestra selección de castillos franceses  favoritos.

Desde nuestra infancia, los castillos habitan nuestros sueños con princesas y príncipes, entre hadas y dragones. Y en Francia, podemos disfrutar de toda esta magia en sus castillos, sintiéndonos como reyes. Como puerta de entrada, les contamos que estos monumentos, nos deleitan con sus jardines á la française, donde el gran André Le Nôtre, rey de los jardineros y jardinero del Rey Sol, implantó su firma en Versailles, Vaux-le-Vicomte y Chantilly, forjando el estilo característico del uso de la geometría para diseñar a la perfección la naturaleza, las fuentes de agua y las esculturas.

Vaux-le-Vicomte: el castillo inspirador de Versalles

Construido en el siglo XVII por Nicolás Fouquet, y a sólo 50 kms. de París, conserva su estructura y diseño feudal, y nos sorprende todavía, por sus características de innovación en su interior. El espectacular salón En Rotonde, es una pieza única de la arquitectura francesa. Su principal característica es que permite ver en completa perspectiva los jardines del exterior, de nada menos que de 1.800 mts, donde el 2007, como dato, la actriz Eva Longoria, celebró su matrimonio.

Versailles, la magnificencia del rey sol

Luis XIV, le Roi Soleil, quería que todos comprendieran que Francia era la nación más imponente de toda Europa y, a juicio de la historia, lo logró con Versalles. Residencia real y de la corte desde 1682 hasta la Revolución, esta obra magistral tiene como imperdibles los Salones Reales, los de la Abundancia, Hércules y Diana, entre otros; la Santa Capilla y, por supuesto, la fabulosa Galería de los Espejos, desde donde se aprecian los jardines y las fuentes de agua, verdaderos espejos del cielo, como lo deseó el rey Sol. En ellos se realizan los maravillosos juegos de agua y de fuegos artificiales, que son un espectáculo digno de reyes. En estos dominios también hay que visitar el palacio de Trianon y el Petit Trianon, y la “aldea” de la reina María Antonieta, donde se refugiaba con sus hijos para escapar del tumulto de la corte.

Fontainebleu: La casa de los reyes

Desde el siglo XII, este castillo ha sido el hogar de los reyes y emperadores de Francia, desde Francisco I a Napoleón III. Patrimonio mundial por la UNESCO, Napoleón I lo bautizó como La Casa de los Reyes. Su construcción imponente, con la gran escalera exterior donde Napoleón se despidió de sus tropas luego de firmar su abdicación en 1814, cuenta con una decoración donde se mezclan el arte italiano y francés, siendo una nueva Roma, como decía Francisco I. Junto con los salones a visitar, se encuentran el Museo de Napoleón I, la Magistral Biblioteca, el Gran Teatro y la Capilla de La Trinidad. La visita a sus jardines extendidos en 115 hectáreas, junto a la laguna y el bosque, es una experiencia deslumbrante.

Château de Chantilly

Esta joya francesa cuenta con la segunda colección de pinturas más importante luego del Louvre. Es Enrique de Orleans, hijo del último rey de Francia, quien dedicó su vida a transformar el castillo en un museo de colecciones de excepción, y que legó en 1886, al Instituto de Francia. El castillo cuenta además, con el gran museo del caballo para los amantes del mundo ecuestre, y con el extraordinario jardín anglaischinoise, el magnifico Templo de Venus y l’Île de l’amour, para terminar la visita, con un suave toque de romanticismo real.

Siempre que viajes a Francia, no dudes en contactar a París SVP, donde seremos tu propio Concierge y te brindaremos toda la ayuda para reservar los tours y las visitas a estos y otros maravillosos castillos. Para más información escríbenos a: contact@paris-svp.com,  o bien, a la Agencia Prego Viajes: promo@pregoviajes.com ¡Cuidaremos con gusto cada detalle de tu viaje a la realeza!

Visita la galería de fotos dando click aquí.