Dentro de la Biblioteca de México existe otra muy especial: la de Carlos Monsiváis. Caminar por sus pasillos y repasar todos los libros que él tenía en su acervo personal es un gozo para quien, como él, se interesa por las ciencias sociales, el séptimo arte, la cultura popular y la literatura de libros que sus amigos escritores le dedicaron.

IMG_6945aLLEGUÉ A LA BIBLIOTECA DE MEXICO sin expectativas otra que recorrer la histórica Ciudadela que lo alberga. Para mi sorpresa, encontré que el lugar ha cambiado para bien. Será que tenía mucho de no visitarla (serán 10 años) y es grato ver que como el buen vino, el lugar ha mejorado; en particular con una idea muy interesante: dedicar espacios al acervo personal de autores como Carlos Monsiváis, fallecido en el 2010.

Así, al estilo de matrushkas rusas, la mini biblioteca del escritor se encuentra dentro de la grande; en ella se tiene miles de libros que de alguna manera influyeron en uno de los autores más inteligentes, cultos y analíticos que ha tenido México en los últimos años.

BIBLIOTECA3

Su amigo y artista, Francisco Toledo, no podía hacerle un mejor homenaje póstumo al diseñar en esta biblioteca tapices con motivos de gatos, pues era sabida la pasión de Monsiváis por los mininos.

En particular, quien fuera director de suplementos culturales, dedicaba las letras al ensayo y la crónica, géneros que desarrolló en la prensa nacional y en libros como Días de guardar (1970) y Apocalipstik (2009), donde hace gala de su habilidad para el análisis y la crítica mordaz. Leer su trabajo hoy día es comprender la realidad nacional con un toque de humor muy personal. Fue además defensor de minorías y por supuesto el trato a los animales, incluidos los toros (cuando el tema era tabú, debo aclarar).

BIBLIOTECA 6Rubén León Hernández, encargado de la biblioteca los fines de semana, me mostró algunas de las joyas de este espacio. De un librero sacó una edición argentina de Cien Años de Soledad, de Gabriel García Márquez, dedicada a Carlos Monsiváis; ¡ahí estaba la dedicatoria, de puño y letra del premio Nobel! También me puso en las manos libros antiguos cuyas copias han de ser únicas en México, tal como una edición antigua en francés de Los Miserables, de Victor Hugo. Me explicó que en las repisas se pueden encontrar ediciones de 1800 a 1900, pero que además están aquellos desde el año 1500, que se mantienen bajo resguardo a fin de preservarlos.

También me mostró algo muy interesante: los ejemplares del Hijo del Ahuizote, un periódico-revista que a inicios del siglo 20 fue opositor del régimen de Porfirio Díaz, recurriendo a la sátira caricaturizada. No es de sorprender que el autor se interesara por ellos, siendo él mismo un crítico observador del México post-revolucionario y en proceso de modernización.

BIBLIOTECA6

Rubén León Hernández, amable como todo el personal de la biblioteca.

Para quien visite esta biblioteca es fascinante recorrer los pasillos y su estantería con 24 mil títulos (la mitad de literatura), en 97 libreros, que alguna vez estuvieron en las manos de este importante autor mexicano y que él mismo adquirió en librerías y tianguis de México y el extranjero, o bien que le fueron obsequiados.

El lugar es muy acogedor y puede uno pasarse horas fascinado leyendo y descubriendo lo que tomó a Carlos Monsiváis toda una vida para reunir.

04 ¿Por qué visitar la Biblioteca Carlos Monsiváis?

  • Conocer qué leía el propio autor, cuyos gustos se enfocaban a las ciencias sociales, la literatura y el arte (particularmente interesante su amplia colección sobre cinematografía).
  • Reúne 270 libros en las que el autor escribió el prólogo.
  • Cuenta con 17 tomos con recortes de prensa que el autor hiciera durante décadas.
  • 2 mil libros dedicados por sus autores (entre ellos Gabriel García Márquez, Octavio Paz y Carlos Fuentes)
  • 700 libros del fondo histórico, con ejemplares únicos, tan antiguos como el siglo 16.
  • Tiene el segundo volumen de la colección de códices prehispánicos de Lord Klinsburg

BIBLIOTECA5

Biblioteca Carlos Monsiváis
(Dentro de la Biblioteca de México, José Vasconcelos)

Ciudadela, Ciudad de México
Abierto de lunes a domingo