Ha abierto a los terrícolas un mundo muy lejano en el parque Animal Kingdom de DisneyWorld, en Orlando, Estados Unidos: Pandora, el Mundo de Avatar.

Enormes montañas que flotan en el cielo, bosques que irradian luz e impresionantes vuelos para exploradoressobre una luna de otro mundo sobre las espaldas de seres alados. Así será Pandora – El mundo de Avatar que abre sus puertas este 27 de mayo que transportará a sus visitantes a otro mundo, exactamente a 4.4 años luz de la Tierra.

En su paisaje están los artefactos encontrados en Pandora, con todo y efectos visuales y sonidos. Todo inspirado por la película taquillera Avatar, del productor James Cameron en un parque que sumerge a los visitantes en un tiempo y espacio después del conflicto entre humanos y los Na’vi, raza de humanoides extraterrestres que habitan en la exuberante selva de Pandora.

La impresionante belleza de otro mundo como Pandora sorprenderá también de noche ya que brillará cuando la flora bioluminiscente y una programación especial den vida propia a este planeta nocturno.


Na’vi, la gente azul de la película, llama a su hogar “Pandora” . En ella hay pinturas rupestres de la cultura Na’vi, y tótems que tejieron a lo largo de caminos que se abren paso en la selva tropical, acentuado por sonidos extraños de animales que no son de este mundo y plantas exóticas que brillan con la luz. Para complementarlo, Disney Imagineers crearon un paisaje sonoro destinado a evocar una selva extraterrestre.

Algunos de los escultores más creativos del mundo fueron reclutados para ayudar con el diseño de esta tierra extraterrestre, llevando consigo el mensaje del poder que tienen la aventura y la conservación en transformar el entorno. El mismo James Cameron quedó sorprendido pues nunca se imagino que fuera posible hacer “realidad” lo que aparece en su película. Al conocer el parque en una invitación previa a su apertura, Cameron dijo que se sentía como caminando en un sueño.

Eso sí, el parque no pretende ser una continuación de la película de Cameron sino que es una recreación del mundo donde las cosas sucedieron y está en los pequeños (y grandes también) de hacer sus propias aventuras en un mundo así de fantástico.

Para ingresar se cruza un puente, oxidado por el paso del tiempo, luego se sigue un camino con un paisaje surrealista a su alrededor, hasta que se llega al primer escenario: el exótico valle de Mo’ara. El viaje continúa entre sonidos alienígenas y una serie de caminos que pasan bajo montañas que flotan y agua que cae silenciosa a los estanques. Se aventuran en un bosque bioluminescente que emite sonidos de las criaturas de Pandora.

Dos son las principales atracciones:

Avatar Flight of Passage: Los visitantes viajan en un vuelo simulado sobre el mundo de Pandora a espaldas de una banshee sin alas.Por supuesto todo con efectos especiales, muy al estilo Disney.

Na’vi River Journey, Barcas para ocho personas que avanzan sobre el río sagrado dentro del bosque bioluminescente, lleno de plantas exóticas, formaciones rocosas y criaturas de Pandora en movimiento.

Fotografías: Cortesía Disney World