El estado norteamericano no solamente tiene espectaculares paisajes desérticos sino también ofrece una variedad gastronómica que vale la pena probar.

De hecho, la comida de Tucson, que en 2015 fue designada Ciudad Mundial de Gastronomía, por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, La Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Para conocer más de sus recetas, basta unirse a las visitas guiadas o explorar por cuenta propia, cada una de las rutas gastronómicas ubicadas alrededor del estado y así descubrir las mejores experiencias culinarias que Arizona ofrece todos sus visitantes.

Tucson se enorgullece de tener casi seis kilómetros cuadrados de la mejor comida mexicana. Los mejores platillos están en el recorrido “Best of the Barrio”, a bordo de un exclusivo autobús o camioneta, en tranvía o a pie.

Scottsdale cuenta con rutas de degustación de comidas y cenas, que se pueden conocer mediante caminatas guiadas de tres horas, alrededor de Old Town Scottsdale. Esta experiencia incluye un poco de historia, además de probar diferentes platillos y vinos, aceites de oliva, chocolates y dulces locales, en las diferentes paradas que se incluyen en el recorrido.

Un tour similar se ofrece en la ciudad universitaria de Tempe, en donde después de caminar por sus calles y visitar el lago artificial Tempe Town Lake pueden disfrutar de un abundante almuerzo. También se puede recorrer la ruta de cervecerías locales, en las que se sirven cervezas artesanales de varias ciudades de Arizona.

En Phoenix también hay recorridos a pie, en los que se puede ir a comer desde un tentempié, hasta una cena formal. El “Historic Downtown Phoenix Food Tour” incluye una mezcla de sabores de culturas como la italiana, la tailandesa y la mexicana. El “Downtown Phoenix Evening Dine Around”, en cambio, lleva a conocer las icónicas tabernas Hannys y Toms, así como el 1929 Grill, el segundo restaurante más antiguo de la ciudad.

Muy cerca del área metropolitana de Phoenix palpita el corazón rural de MesaGilbert y Queen Creek, que ofrecen sabrosas e interesantes aventuras agrícolas. El “Fresh Foodie Trail®”de la zona incluye visitas a The Orange PatchQueen Creek Olive Mill y Hayden Flower Mills, en donde pueden aprender de dónde provienen y cómo se producen los alimentos cultivados localmente.

Yuma es reconocida por su capacidad para producir vegetales durante la temporada de invierno. En el “Field to Feast” no conoces restaurantes, sino que visitas las mejores granjas de la región, en las que literalmente pueden elegir lo que desean comer.

Los productores locales prepararán sus alimentos, mientras ustedes recorren los campos en un tour de agroturismo. La visita culmina con la degustación de los platillos, que se sirven en una mesa al aire libre, para seguir disfrutando de la experiencia de “la granja a la mesa”.

Para iniciar la planificación de su viaje culinario por Arizona, no dudes en consultar con tu agente de viajes para que les recomiende toda una expedición foodie.