En octubre 2018, el nuevo aeropuerto de Estambul se convertirá en el más grande del mundo. Sus cifras son impresionantes.

Ubicado al norte de la capital turca, muy cerca del Mar Negro, el nuevo aeropuerto tendrá 90 millones de metros cuadrados, con capacidad para 500 aviones, seis pistas y 200 millones de pasajeros anuales que podrán viajar directamente a 350 destinos de todo el mundo. Para tener una idea de las gigantescas proporciones, baste decir que el nuevo aeropuerto de México, NAICM, tiene proyectado atender en su primera etapa hasta 68 millones de pasajeros anualmente y que el líder actual, el aeropuerto de Atlanta, Estados Unidos, atiende a unos 100 millones de pasajeros.Una vez iniciada sus operaciones, la nueva terminal aérea sustituirá al Atatürk, actual hub de Turkish Airlines. Además, el megaproyecto va de la mano de la creación de una una ciudad satélite de Estambul para más de un millón de habitantes, un tercer puente sobre el Bósforo y enlaces de tren, metro y autobús.

La aerolínea de bandera nacional ha tenido un crecimiento impresionante en los últimos años, pasando en la última década de una flota de 55 a 300 aviones, y 180 más vienen en camino. Actualmente vuela a más de 100 países, superando a las demás aerolíneas en todo el mundo. Sin embargo, la compañía aérea se ha visto imposibilitada de aumentar sus rutas y frecuencias debido a las limitaciones del aeropuerto de Atatürk, donde cualquiera que lo haya utilizado sabrá de lo saturado que ya se encuentra.

Tendrá una única terminal, al igual que el proyecto del aeropuerto mexicano. Fue diseñado por Grimshaw and Nordic y contará con una techo de grandes dimensiones, sin columnas de por medio.

Estas son algunas de las ilustraciones del aeropuerto en construcción, dadas a conocer al público por Nordic Office of Arquitecture/ Grimshaw Arquitects/Haptic Arquitects.